¿Esto es Magia o es Coaching?

¿Esto es Magia o es Coaching?

Hace unos días tuve conversación muy interesante con un catedrático de la Universidad de Salamanca. Le habían comentado que había dado un seminario de Nutrición Emocional, cómo nuestras emociones pueden afectar nuestra vida, y que los alumnos habían dado unos testimonios impresionante. (puedes leerlos aquí)

Me preguntó cómo lo había hecho y si es que hacía magia. Tras sus preguntas sonreí y le agradecí. Le expliqué que no era maga ni hacía magia, que simplemente tuve la suerte de conocer herramientas muy prácticas para mirar la vida desde otra perspectiva, una perspectiva más favorable y positiva.

¿Te imaginas que así como te enseñan matemáticas te enseñaran a gestionar tus emociones? ¿Y así como te enseñan lenguaje te enseñaran a utilizar realmente el lenguaje del éxito y la felicidad? ¿Qué pasaría? Yo creo que sería MARAVILLOSO.

Cuando comencé a estudiar Coaching, Inteligencia Emocional y Programación Neurolinguística también pensaba que era magia, después de cada clase llegaba a casa impresionada, gratamente sorprendida y también muy removida.

Me daba cuenta que todos tenemos una capacidad infinita para lograr todo lo que nos propongamos, que el miedo por lo general es una ilusión, que nos paraliza y no nos permite llegar donde queremos, que la diferencia entre las personas que logran ser felices versus las que no es que a pesar del miedo ¡Actúan!

Comprendí que los fracasos no existen, que simplemente existen resultados y que somos nosotros los que le damos a ese resultado un significado. Aprendí que muchas veces esos significados son negativos, lo cual en vez de ayudarnos a avanzar nos detienen e incluso nos hacen retroceder.

Me di cuenta que la vida es AHORA y que muchas de mis creencias, aquellas creencias que determinaban mi vida, eran simplemente una herencia que se habían convertido en mis leyes de vida sin ni siquiera cuestionármelo… Hoy soy consciente que puedo elegir en qué creer y en qué no.

Abrí los ojos ante la gran responsabilidad que tiene cada persona de forjar su vida y su destino, que la vida no pasa… sino que TÚ eres quien hace que pase.

Aprendí que el pasado es un lugar de referencia no de residencia, y que tú eres quien elige qué traer del pasado al presente, si ser víctima o protagonista.

Aprendí también que la ansiedad es exceso de futuro y que realmente donde podemos hacer algo es en el momento PRESENTE. Además como su nombre lo dice el presente es un regalo, simplemente por el hecho de estar aquí, de tener vida, ya es un regalo.

En el presente se crea, se siente, se vive, se disfruta y se aprende.

¿Lo mejor de todo? Que no está escrito, por lo tanto lo puedes ir escribiendo cada segundo, mediante tus elecciones, y no me refiero sólo a elecciones físicas, sino también a tus elecciones internas.

¿Qué eliges creer? ¿Qué eliges sentir? ¿Qué eliges hacer? Y comprendí que cuando logramos una coherencia entre lo que pensamos, sentimos y hacemos estamos en el camino del crecimiento, la felicidad y el éxito.

Quizás esto sea magia o quizás es simplemente lo que siempre debimos haber hecho, pero nadie nos lo ha enseñado…

¿Qué crees? Me encantaría conocer tu opinión.

Un abrazo,

 

Sobre el autor

Author Image

Licenciada en Nutrición y Dietética, Máster en Enfermedades Crónicas, Máster en Coaching e Inteligencia Emocional y Trainer en PNL (ITA)

El uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR